Bienvenido! Este blog ya no se actualiza. La razón es que me he mudado a un servidor propio y he montado un nuevo blog en WordPress.
Visítame en el nuevo Children at your feet.

6.7.06

que se te ve venir...

Esto pasó la semana pasada, pero la actualidad eran los Creature (y la posterior odisea) y se me olvidó contarlo.

Recordáis el bloody monday del año pasado? Después hablamos las cosas y fue un punto de inflexión en la relación con mis padres, que había ido a la deriva desde que volví de Aachen. Durante esta último año he notado que la relación ha mejorado, y que vuelve a ser más o menos como antes de irme.

Pero ellos no han cambiado, o al menos no respecto a sus extrañas normas sobre dónde tengo que vivir en verano. Eso sí, este año no ha habido (y creo que no lo habrá) ningún bloody day, supongo que porque el año pasado ya preparé el terreno. Es decir, entonces no estaba trabajando, ni con expectativas de encontrar trabajo a corto plazo, así que su argumento de "para no hacer nada allí, no haces nada aquí" era comprensible, pero yo (pensando que probablemente este año sí estaría trabajando) contraatacaba con un "y si estuviera trabajando?", ellos remataban con un "tu padre también trabajaba hasta ahora y siempre iba y venía", y yo con un "porque le daba la gana y hacía jornada intensiva, pero no a todo el mundo le apetece perder más de dos horas diarias para ir al trabajo". Y ahora que lo pienso, tengo otro argumento mejor: cuando mi padre acababa de trabajar, se tiraba esa hora de viaje para llegar a casa y estar con su mujer; yo en cambio si tengo que ir a Cunit después de trabajar, haré una hora de viaje para estar más lejos de mi novio. Mola, eh?

El caso es que supongo que mis padres se han hecho ya a la idea de que no iré (o eso o me lo dicen de un día para otro en plan sorpresa, como el año pasado), porque de momento no me han dicho nada. Bueno, algo sí que han dicho, pero es más divertido que otra cosa. El lunes de la semana pasada, estábamos comiendo los cuatro y mi madre dijo que se iban el jueves (29 de junio). Mi hermana preguntó cuándo volvían (imagino que suponía, como yo, que se iban el fin de semana y volverían el lunes o el martes) y mi madre dijo que el lunes que viene (10 de julio). Mi hermana preguntó que cómo es que se iban más de una semana, y mi madre respondió que ya es verano, y que el día 10 venían pero que enseguida volverían a irse, ya para quedarse allí. No recuerdo exactamente la frase, pero sólo les incluía a ellos dos (mi padre y mi madre). Yo estaba recogiendo la mesa y me hice la loca, pero me quedé con el conceto.

El martes al mediodía les di a mis padres la noticia de mi nuevo trabajo (con todos los detalles sobre cuándo empiezo y cuándo tengo vacaciones incluidos). Después de comer (sólo estábamos nosotros tres), mi madre estaba poniendo una lavadora, y mi padre (sentado en la mesa) y yo (que estaba recogiendo la mesa) mantuvimos la siguiente conversación:
- [Dad] Y cuándo empiezas?
- [Cris] El 17.
- Y harás intensiva? [Lo de las preguntas obvias empieza a cantar, ya sé por dónde vas... qué poca sutileza, papá!]
- Sí. [Yo me hago la tonta, si quieres saberlo, pregunta.]
[pausa]
- Y vendrás a Cunit? [ei, por fin lo has dicho eh?]
- Si me obligas sí, si no, no. [aquí he estao sembrá :P]
Yo seguí a lo mío, y cuando acabé de recoger me fui. Mi padre no dijo nada más, lo cual es buena señal... pero me pregunto por qué hizo la pregunta (valga la redundancia) en primer lugar. Él sabe cuál es mi postura en el tema (la dejé clara el año pasado no?), y también sabe que es su casa y que si quiere, puede obligarme (como hizo el año pasado). Así que no sé a qué venía la pregunta.

El miércoles hubo una segunda parte, mi padre tan sutil como siempre... O a lo mejor es que lo tengo calao. También después de comer.
- [Dad] Y entonces, cuándo tienes vacaciones? [aquí a la primera ya se le ve venir :P]
- [Cris] La segunda y la tercera semana de agosto.
[pausa]
- Y vendrás a Cunit? [juas, juas, juas!]
- [Me lo quedo mirando, riendo] Te repito lo que te dije ayer: si me obligas, sí, si no, no.
No sé cómo acabará la cosa (aunque tengo buenas expectativas), supongo que el lunes sabré algo más, pero por lo menos mi padre me ha hecho reír un rato.

Etiquetes de comentaris: ,

Digues la teva!

Inici

enllacen aquest post: