Bienvenido! Este blog ya no se actualiza. La razón es que me he mudado a un servidor propio y he montado un nuevo blog en WordPress.
Visítame en el nuevo Children at your feet.

12.11.05

casualidades++

Ya dije que tenía noticias...

El titular en este caso es: El niño cambia de trabajo. Y lo de las casualidades, es porque su nuevo trabajo queda... a 4 calles de C digo D!! (más explicación sobre el abecedario aquí)

Pero la historia es larguita, para variar. Nos tenemos que remontar a los tiempos del Imagine, cuando el niño se puso a tirar CV a saco (bueno, en esos días no tenía tiempo para nada, pero desde luego que cuando el temporal pasó, tenía bastantes ganas de largarse). A principios de Septiembre le llamaron de una pequeña consultora para una entrevista. El puesto era para el Servicio de Telecomunicaciones de Andorra (STA) y se lo ofrecieron enseguida. Le daban muchísimo dinero, y además con las ventajas andorranas (los de la consultora no son tontos, y en lugar de contratarlo ellos, lo haría su filial internacional... que sólo tiene una sede, en Andorra).

El problema principal es que sólo le dieron un día para pensarlo, y que le presionaron bastante... por lo poco que pudo investigar, el trabajo que iba a hacer iba a ser más de lo mismo, además amigos y conocidos que trabajan en Andorra comentan que se mueren de asco, sobre todo en invierno que hasta te puedes quedar atrapado por culpa de la nieve (todo el mundo dice "Podrías ir a esquiar cuando quisieras!", pero no es lo mismo subir un fin de semana, dos, tres incluso, que vivir allí)... así que decidió que más valía malo conocido que malo por conocer.

Hace más o menos un mes le volvieron a llamar de la misma consultora para otra entrevista, esta vez para un puesto en Barcelona. La entrevista fue el viernes 14 de Octubre, y quedaron en que el lunes le enviaban la oferta por escrito (con los dineros y eso, jeje). Total, un fin de semana con el niño rallado y pensando qué hará. Todo eso para que el lunes 17 le ofrezcan poco más o menos lo que cobra en DMR... que a ver, teniendo en cuenta que si en DMR todo va como tiene que ir, tendrá una subida anual del 20%, subida que no obtendrá en ninguna empresa tradicional (y esta nueva consultora en tema sueldos es más tradicional), pues no vale la pena arriesgarte para meterte en un trabajo que no sabes si va a ser igual o peor que el anterior. Así que en principio rechazó la oferta.

El de la consultora (El Impresentable de aquí en adelante) se rebotó un poco por la respuesta del niño y le pidió que concertaran otra entrevista para hablar del tema. Así que ese viernes (21 de Octubre) se volvieron a ver y renegociaron la oferta. La cosa mejoró bastante: más dinero (cobraría ahora lo que en DMR, si todo va bien, cobraría el año que viene), una descripción atractiva de la empresa destino (empresa joven, enteramente de Telekitos, trata temas de GPS...) y de sus tareas en ella, en principio entraría como empleado de la consultora pero en 3 o 6 meses pasaría a trabajar directamente para la empresa destino (con una renegociación de contrato, allesklar). Así que dejó al pobre niño rallado otro fin de semana más.

Un poco de búsqueda googleística nos puso sobre la pista de la empresa destino. Tampoco voy a dar el nombre por las mismas razones googleísticas, pero el caso es que está (como ya dije en el titular :P), a 4 manzanas de mi trabajo (aunque sólo sea hasta final de año, que eso está por ver). Lo tendríamos muy bien para quedar, y además en un centro comercial cercano han abierto recientemente un Starbucks!!

El lunes 24 el niño se decidió a tirar p'alante. Llamó al Impresentable y aceptó la oferta, pregunta si lo debe comunicar ya a DMR y aquél le dice que no, que ya le llamarán de administración para decirle cuándo se incorpora. El martes 25, le llama el Impresentable y le dice que se incorpora el lunes 31. Cómorr?? Y los 15 días de rigor? El Impresentable se queda descolocado (como si no supiera que el niño trabajaba, como si no hubiera tratado en la vida con gente que dejara su trabajo para irse a su empresa, y tuviera que dar, por tanto, 15 días a la empresa antigua), y le dice que si no puede ser un poco flexible... El niño le suelta una retahíla legal que le enseñó su amigo Xevi, que es abogado (como diría el Buenafuente, abogadooo?), y el Impresentable le dice que lo consultará y le llamará en un rato. Por la tarde, le llama una de RRHH y le insiste en que no tiene ninguna obligación legal de dar 15 días. Bueno, vale, legal quizás no, pero moral un poco, que por muy puteado que te tengan, nunca sabes dónde vas a ir a parar o con quién te vas a encontrar en esta vida, y más vale quedar bien con la gente no?

El Impresentable vuelve a llamarle y a presionarle (a esta empresa le va lo de presionar e ir con prisas :P), el cliente quiere que empiece el lunes. El niño se mantiene en su postura y el Impresentable queda en que llamará a la empresa (que por cierto se confirma que es la que pensábamos) e intentará negociar la fecha, y le llamará más tarde... No llama (habéis pillado el por qué del apodo? :P), al día siguiente tiene que llamarle el niño para decirle que si se van a echar atrás que por lo menos se lo comuniquen, no?

Después de toda esa semana y parte de la siguiente (la del 31, cuando teóricamente se incorporaba) sin saber nada de ellos, el niño ya empieza a hacer gala de su pesimismo y piensa que ya no hay nada que hacer... Cuando el jueves (3 de Noviembre) le llama el Impresentable y le dice que han llegado a un acuerdo con la empresa, y que ya puede dar los 15 días a DMR. Como era por la tarde, se esperó al viernes... y soltó la bomba. Primero a sus 2 jefas de equipo (una lloró, ni que llevara toda la vida allí! Si apenas lleva un mes en ese equipo!), después al gerente, a su mentor... Si hará más entrevistas de salida que las que hizo para entrar!!

Total, que el día 21 empieza en su nueva empresa. En definitiva, tanta prisa y al final acabará empezando 3 semanas más tarde de lo que querían inicialmente, cuando si se hubieran entendido desde el principio, esta semana ya habría estado trabajando allí.

Y como las casualidades nunca vienen solas... bueno, esto más bien es una curiosidad, pero me hace gracia comentarla. El otro día en Microsiervos, Wicho escribió un post sobre el tráfico aéreo en los Estados Unidos... Yo lo leí por encima, pero el niño fue a Traffic Patterns para verlas... y lo gracioso es la fecha de la que se han tomado los datos para las animaciones... el 19 de Marzo de 2005. Dónde estábamos el niño y yo en esa fecha? La solución está en este mismo blog ;) Mira que hay días en el año!!

Y respecto a las casualidades, nada más. Tengo pendiente investigar las novedades de Blogger (moderación de comentarios, trackbacks... alguna más?), actualizar de una vez los enlaces (que están ahí desde el primer día de la mandra que da cambiarlos, si ni siquiera están los Microsiervos!), y si tengo tiempo (que va a ser que no), aprender un poco de html para personalizar la plantilla (no es que no me guste la que tengo, pero es de las estándards, y el cambio de look de morri me ha dado envidia, jaja!).

Etiquetes de comentaris: , ,

Digues la teva!

Inici

enllacen aquest post: